Inicio
ARABIA SAUDÍ: ¿ENEMIGA O ALIADA?

En agosto de 2002 la Rand Corporation publicó un reportaje en el que se describía a Arabia Saudí como "la semilla del mal, la fuerza motriz, el más peligroso adversario". El reportaje continuaba señalando que "Arabia Saudí apoya a nuestros enemigos y ataca a nuestros aliados. Los saudíes están involucrados en cada eslabón de la cadena terrorista, desde los que planifican hasta los que financian, desde los cuadros hasta los militantes de base, desde los ideólogos hasta los impulsores".
Y pese a ello poco parece haber cambiado en la actitud de Occidente  hacia un régimen que ha  financiado el terrorismo, invertido millones en madrazas que predican el odio antioccidental, ha corrompido instituciones de educación superior como las universidades de Harvard o Georgetown, ha comprado los favores de los políticos occidentales y tiene por objetivo la destrucción de la Occidente a las primeras de cambio. Sabemos cual es la causa de ello: el petróleo. Pero hasta que no abordemos el problema de Arabia Saudí y de su influencia en la vida de Occidente, no habrá ningún progreso ni tranquilidad.

Tal como sugería Martin Walker (9): Uno debería preguntarse por qué  Arabia Saudí no autoriza ninguna iglesia cristiana sobre su territorio siendo así que el Reino del desierto se siente con plena libertad para invertir 3.000 millones de dólares todos los años en la construcción de mezquitas en Occidente y en subsidiar a imanes y hacer proselitismo  de su puritana versión del Islam, el wahabismo.  Alguna parte de ese dinero europeo que los pistoleros de Gaza desprecian debería incluso utilizarse para un referéndum en el que se preguntara a los europeos si deberían cerrarse todas las mezquitas de la Unión Europea hasta el preciso día en que los saudíes den la bienvenida a iglesias y misioneros cristianos en su territorio...

 DERECHOS HUMANOS UNIVERSALES

A.        CENTROS DE DERECHOS HUMANOS


Las naciones occidentales podrían tal vez crear Centros de Derechos Humanos, como organismos independientes dentro de sus propios consulados en el extranjero, en los que fuera accesible documentación sobre la Declaración Universal de Derechos Humanos y otro Convenios Internacionales en las distintas lenguas europeas, o incluso en la lengua de cada país, sin referencia alguna al Islam (o a la religión cristiana, en cualquier caso).

Es preciso seguir la senda de una institución como l'Alliance Française, pero esta debe ser complementada. Se debe continuar impartiendo lenguas europeas en ese tipo de centros a tanta gente como sea posible. Sin acceso a las lenguas francesa, inglesa, alemana, española, italiana y holandesa las perspectivas intelectuales de los musulmanes seguirán siendo limitadas; con esas lenguas confío en que tengan acceso a otros puntos de vista. Para ello es esencial una biblioteca bien provista, con obras que de manera desacomplejada y sin caer en la apología defiendan los valores occidentales: la libertad de expresión, la libertad de  conciencia, la libertad de creencia o no creencia y los principios en los que se basa la separación entre iglesia y estado.


B.        REESTRUCTURACIÓN DE LA COMISIÓN DE NACIONES UNIDAS

Las naciones occidentales deben empeñarse en la reestructuración de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra,  que ha fracasado de manera lamentable no solo en la evitación del genocidio en Africa Central, sino que ni siquiera ha sido capaz de aprobar una resolución condenando la matanza y el sometimiento a esclavitud de un gran número de cristianos en el sur de Sudán. Como  ha demostrado David Litman,  en los últimos cinco años la organización al completo se ha visto altamente politizada a través del recurso de las naciones musulmanas a la etiqueta de "Islamofobia" como medio para acallar toda crítica dirigida a países islámicos con un amplio historial de violación de los derechos humanos. Occidente debe reprobar las violaciones de derechos humanos allá donde tengan lugar- defender los derechos de los cristianos de Egipto, Sudán, Irán, Pakistán, los derechos de los apóstatas, de los no musulmanes- no oigo voces justamente indignadas ante las atrocidades. Al amparo del artículo 18 de la DUDH podemos legítimamente oponernos al trato que se da a homosexuales, apóstatas  y minorías de no musulmanes.

C.        DEFENSA DE LOS CRISITIANOS

¿Cómo se produjo el proceso secularizador  en el Occidente cristiano? Algunos de los factores involucrados en este proceso fueron: los avances en el conocimiento en general y en las ciencias en particular llevaron consigo que los criterios de racionalidad pudieron aplicarse a los dogmas religiosos  con demoledores efectos. La crítica bíblica - a la que volveré más adelante- condujo al abandono de la lectura literal de la Biblia; la tolerancia religiosa y el pluralismo religioso condujeron eventualmente a la tolerancia y al  pluralismo como tal. Como señala el erudito Chadwick, "una vez que concedes el rango de igual a un determinado grupo, ya no puedes limitarlo a ese grupo. No es posible limitarlo a los protestantes, ni más adelante  solo a los cristianos, ni finalmente a los que creen en Dios. Un mercado libre de determinadas opiniones se convierte en un mercado libre de todas las opiniones... la conciencia cristiana fue la fuerza que comenzó a hacer a Europa "secular", es decir, a autorizar muchas religiones o ninguna religión y a repudiar cualquier tipo de presión sobre el hombre que rechazara los axiomas aceptados y heredados por la sociedad...mi conciencia me pertenece solo a mi" (10)

Así pues, con solo proteger a los no musulmanes en las sociedades islámicas estaremos impulsando el pluralismo religioso, que a cambio puede conducir al pluralismo en general. Haciendo énfasis en el artículo 18 de la DUDH, en el que se dice que "Todos tienen derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión; este derecho incluye el derecho a cambiar de religión o creencia" estaremos aflojando la garra de los fanáticos, impulsando, en palabras de Chadwick, un mercado libre de toda clase de ideas, en otras palabras, la democracia.

¿Por qué no se está abordando por los países occidentales la violación de los derechos humanos de millones de cristianos del sur de Sudán  por  musulmanes del norte? Al momento actual varios cientos de miles de personas han muerto y unos cuantos miles han sido vendidos como esclavos por traficantes de esclavos musulmanes. SI, en el siglo XXI, la esclavitud florece. Y sin embargo Occidente sigue vacilando mientras el asesinato y la esclavitud continúa.
Mientras Occidente continúa disculpándose por su pasado colonial, Turquía rehúsa reconocer el genocidio armenio. Occidente, al menos, puede conmemorar aquel designado un día en el calendario como día especial para el recuerdo de los armenios.

D.        LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Para una posible Ilustración en el Islam debe existir un cambio en la actitud hacia la mujer. Las mujeres encarnan el grupo que más sufre en las sociedades islámicas, incluso en aquellas en que la ley islámica no se aplica en su literalidad. Me referiré a su apremiante situación más adelante.

LA CRÍTICA A LOS ESTADOS ISLÁMICOS, A LOS MULÁS Y DE CIERTAS DECLARACIONES.-

A.FATWAS


Todos los países occidentales se deben tomar en serio las fatwas que se lacen contra cualquiera de sus nacionales por mulás de pacotilla desde sus púlpitos y mezquitas. Los embajadores deben realizar una protesta ante los gobiernos concernidos y exigir explicaciones. Hace unos años, Jalid Duran escribió un libro sobre el Islam de carácter conciliatorio y ecuménico, pese a lo cual algún mulá jordano le estampó una fatwa en plena cara. La reacción inmediata de Durán fue esconderse y obtener protección 24 horas al día por parte del FBI. Pienso que esta reacción fue inadecuada. En lugar de ceder frente a los mulás, Duran y el Departamento de Estado deberían de haber llevado al mulá en cuestión a juicio; el Embajador americano en Jordania debería haber realizado una protesta y solicitado el castigo del mulá.

B. EJERCER LA CRÍTICA DE LA RETÓRICA EXTREMISTA

Hay que exigir la misma pauta de conducta a los líderes musulmanes que la que se espera de cualquier nación civilizada. Occidente debe reaccionar críticamente contra la retórica antisemita o antioccidental o los discursos llenos de odio que lanzan a bocajarro algunos líderes musulmanes. ¿Por qué no se reprendió a Mahathir de Malasia por su discurso antisemita? No es suficiente traer a colación la cautela diplomática o el pragmatismo político; tenemos que tomarnos estos comentarios en serio. Ningún político occidental permanecería un solo día en su cargo tras haber efectuado los comentarios hechos por Mahathir u otros. Toda negación del Holocausto debe ser también inmediatamente contestada. En lo que respecta a Ahmadinejad, me siento feliz por que se le hiciera una reprobación oficial por sus intolerables comentarios sobre Israel, pero ¿han valido para algo? ¿por qué se muestra siempre tan inerme Occidente ante estos islamofascistas?

C. LA REESCRITURA DE LOS LIBROS DE TEXTOS

Hay que exigir que se reescriban los libros de textoo saudíes, egipcios o sirios que predican el odio hacia occidente, los judíos o los no musulmanes. No cabe duda de que los embajadores podrían con toda legitimidad plantear su preocupación por la continua satanización de Occidente en los libros de texto escolares, especialmente en Arabia Saudí, Siria y Egipto. Esta cuestión debería incluso ser llevada a las Naciones Unidas; siendo escandaloso que aun no haya sido elevada para su consideración ante el Secretario General, el Alto Comisionado de la Naciones Unidas, y otras autoridades. (Es una de las razones por las que la confianza en las Naciones Unidas ha decaído en Occidente)
Si los niños musulmanes aprenden:
"Cualquier religión diferente del Islam es falsa. No hagáis amistad con cristianos y judíos, la imitación de los infieles conduce a quererlos, idealizarlos e incluso a elevar su consideración a los ojos de los musulmanes, y todo eso está prohibido. A duras penas encontraréis una sublevación en la que los judíos no hayan tomado parte, ellos son los responsables de la I Guerra Mundial y de las Revoluciones Francesa y Rusa. Occidente es la causa de las desgracias pasadas y presentes del mundo musulmán, la difusión de las prácticas occidentales, tales como la democracia, debe frenarse."

En consecuencia ¿tenemos que seguir preguntándonos "Porqué nos odian"? Nos odian porque se les ha enseñado a odiarnos. ¿Vamos todavía  a sentarnos en círculo para debatir y sostener que es la pobreza lo que lleva a los jóvenes a los actos de terrorismo cuando tenemos sobradas pruebas de que sus mentes impresionables vienen siendo envenenadas desde hace años? Ya es demasiado tarde para un razonamiento tan pobre. Existe un evidente interés por parte de las autocracias de Oriente Próximo en perpetuar este odio hacia Occidente, que les permite mantener su poder culpando de todos sus males, fracasos, corruptelas e incompetencias a la conspiración judeooccidental. También hay que estar alerta con los dictadores asiáticos que pontifican sobre los "valores de Asia"; sabemos bien que eso no es más que un subterfugio para mantenerse en el poder.


Primera Parte de Ilustración Musulmana