Inicio
Ginebra, 26 de marzo de 2009, ONU: se adopta una resolución controvertida sobre la "difamación de las religiones".
AFP, La Croix, 26 de marzo de 2009,

El Consejo de los derechos humanos de la ONU ha adoptado el jueves pasado una resolución controvertida, a propuesta de los países musulmanes y que tiene por objetivo "la lucha contra la difamación de las religiones", concepto controvertido rechazado por los occidentales.

El texto, presentado por Pakistán en nombre de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), fue adoptado por 23 votos contra 11 y 13 abstenciones.

Los países europeos, Canadá y Chile de forma señalada, se opusieron al texto. India se abstuvo, mientras que los países no alineados y el conjunto de los países islámicos lo respaldaron.

La resolución, que no es legalmente vinculante, da cuenta de la "inquietud existente en lo que concierne a los estereotipos negativos y a la difamación de las religiones, y las todavía abundantes manifestaciones de intolerancia y de discriminación en materia de religión o de creencias que se dan en el mundo".

"Con frecuencia y de forma torticera se asocia el islam  a violaciones de los derechos humanos  y al terrorismo" afirma el texto que hace una apelación a los países miembros de la ONU para "combatir la difamación de las religiones y la incitación al odio por motivos religiosos, en general", y especialmente en los medios de comunicación.

El día anterior, un colectivo de 180 organizaciones no gubernamentales había exhortado al Consejo de los derechos humanos para que denegara esa resolución, considerada por aquellas como una amenaza para la libertad de expresión.

Los signatarios de esta petición criticaban un concepto "que carece de fundamento alguno en el derecho nacional o internacional" y que se halla en contradicción con el fundamento mismo de los derechos humanos, "que protegen a los individuos contra las agresiones, pero no a las creencias contra un examen crítico".

Para las ONG, este proyecto  ilustra "la campaña incesante llevada a cabo por la OCI para obtener resoluciones onusianas, de las declaraciones y las conferencias mundiales a fin de propagar el concepto de "difamación de las religiones".

El concepto de difamación de las religiones ha sido retirado últimamente del proyecto de declaración final de la Conferencia de "Durban II" contra el racismo, que tendrá lugar en Ginebra del 20 al 24 de abril.