Inicio
Coloquio escandaloso en la UNESCO
Carolina Fourest
ProChoix

Decididamente, la comisión "Islam y Laicidad", antes patrocinada por la Liga para la Enseñanza pero actualmente bajo la batuta de la Liga de los Derechos Humanos, prefiere a los musulmanes reaccionarios antes que a los musulmanes progresistas. Esta comisión  se muestra muy orgullosa de anunciar que organiza un coloquio en la UNESCO, los días 18 y 19 de septiembre (de 2006), sobre el tema: "¿Qué es el feminismo musulmán?

Oficialmente se trata de sostener un feminismo de interior, basado en referencias musulmanas. En realidad, este "feminismo" islámico es un feminismo fundamentalista, destinado a combatir el feminismo llamado "occidental" bajo el pretexto de permanecer fiel a una lectura fundamentalista del Corán. Según las propias palabras de su principal promotor Tariq Ramadan, se trata de un feminismo donde la mujer se ocupa de las "actividades que son conformes a su naturaleza", lleva el velo y "no tiene que liberarse en detrimento de la familia" (tradicional). El hombre se encarga de "la orientación del hogar" y los castigos corporales se justifican en nombre del Corán. Entre los invitados estrella para esos días se encuentra una de las lugartenientes del predicador: Siham Andalousi, miembro de Presencia Musulmana, del Colectivo de Feministas por la igualdad y de la Comisión Islam y laicidad. Pero sobre todo está Nadia Yassine, la portavoz del movimiento islamista marroquí Al-Adl wal Ihsam (Justicia y espiritualidad),  ¡el equivalente integrista de Martine Le Pen en Marruecos!

Entre las referencias bibliográficas de estas jornadas, los trabajos de Asma Lamrabet, quien es de hecho uno de los autores de referencia del "feminismo islámico".

En su libro "Musulmane tout simplement" (Simplemente musulmana) cuyo prefacio es de Tariq Ramadan, y que apareció en ediciones Tawhid en 2002, aquella justifica el versículo 34 de la sura 4 que autoriza a los hombres a pegar a sus mujeres si estas se muestran desobedientes con el argumento de que "el santo Corán" obliga a las mujeres a mostrarse sumisas a hombres creyentes y justos: "En este versículo Dios se dirige en primer lugar a los creyentes. Ahora bien, quien hable de creyentes habla de un cierto número de reglas que hay que respetar; dicho de otro modo, el creyente es bueno y justo. En segundo lugar, Dios habla de mujeres "desobedientes" y no de mujeres en general. La obediencia aquí es ciertamente una obediencia al marido ¿pero a qué tipo de marido? Está claro que se trata de un marido creyente, bueno, obediente a Dios y a Sus directrices. Se habla, pues, de mujeres no obedientes, no respetuosas de una cierta moral conyugal" (pg.71) Y a las que el "feminismo" musulmán autoriza por lo tanto a golpear. Bonito aliento. Nuestro agradecimiento a la Liga de los derechos humanos por todos sus esfuerzos a favor del integrismo antifeminista, tan necesitado de respaldo, contrariamente a los musulmanes feministas y laicos a los que la Liga vuelve la espalda.


Caroline Fourest (ProChoixNews)

El coloquio sobre el " feminismo" musulmán en la UNESCO:   aun peor de lo previsto.-


El objetivo es conocido: defender la idea de que el feminismo igualitario es una idea occidental para mejor convencer de que solo el regreso a los fundamentos del Islam salvará a los musulmanes.

El modo es muy simple: los integristas han tomado la costumbre de convencer a ciertos ingenuos y a algunos tontos útiles carcomidos por el relativismo cultural de que ellos ya habían inventado otro feminismo…musulmán este otro.  Se les olvida, claro está, precisar que se trata de un "feminismo religioso", patriarcal y fuertemente antiigualitario y antilaico. ¡Qué más da! la estrategia funciona a las mil maravillas con unos periodistas que desconocen todo sobre feminismo o islamismo. Muchos glorifican a este movimiento después de su primer congreso internacional en Barcelona el año 2005, en el que apelaron a la "yihad por la igualdad de géneros".

Las máscaras se caen no obstante cuando se escucha con atención. O simplemente cuando se observa con atención la lista de los invitados al último coloquio previsto sobre este tema de moda, mantenido los días 18 y 19 de septiembre pasado en la UNESCO. Esta vez la iniciativa ha recibido el apoyo ni más ni menos que de la Liga de derechos humanos y de su comisión "Islam y Laicidad"

La UNESCO ha rechazado la asistencia de Nadia Yassine, portavoz del movimiento islamista marroquí ¡pero los organizadores la habían invitado! "Afortunadamente" había un buen número de lugartenientes del integrismo para llamar al orden a las musulmanas despistadas que pensaban que  podrían liberarse gracias al "feminismo" musulmán. Así, Amina Wadud,  figura emblemática del movimiento tocada con un velo como Dios manda, recordó que ella era "creyente antes que feminista". Para los que alberguen alguna duda…Hija de un pastor metodista que la llevaba a escuchar a Martin Luther King se convirtió al Islam en 1972 porque "el Islam reúne  amor y justicia".

Pero ¿De que Islam se está hablando? Del Islam ilustrado o del Islam fundamentalista?

Del Islam fundamentalista de los Hermanos Musulmanes, que han pretendido siempre liberar a las mujeres para involucrarlas mejor en su proyecto político patriarcal… En prueba de ello la presencia de la mujer del jeque Yusuf al-Qaradaui -el teólogo de los Hermanos Musulmanes que aprueba que el marido pegue a la mujer- . La Señora Bekada habló de feminismo como de una noción individualista y laica. A su lado, Sister in Islam, organización creada en 1988 en Malasia, manifestó sin embargo que habían conseguido una ley que penalizaba la violencia conyugal gracias a los esfuerzos de sus líderes religiosos. Pero ¿no resultaría mucho más simple que la Señora Bekada, presente en este coloquio, le pida a su marido (el jeque Qaradaui) que deje de lanzar fatuas declarando lícito el hecho de golpear  a la mujer de uno?
La cuestión no fue abordada de esta manera…Al contrario, cuando una representante de las "feministas musulmanas" osó hacer un esbozo de rechazo de las interpretaciones literales del Corán (no confundir con el rechazo al fundamentalismo, en el que se reconoce sin problemas el "feminismo musulmán"), quedó inmediatamente retratada como radical, gracias a la llamada al orden que le hizo Asmaa Bekada (Qatar), ex productora de un programa para mujeres en la cadena Al-Jazira. Esta última se felicitó de que su país no haya ratificado nunca el Convenio para la abolición de las discriminaciones a las mujeres de la ONU (CEDAW).

Está claro, es bien sabido por todos que los convenios internacionales que preconizan la igualdad de los sexos no son más que diktats post-coloniales que oprimen a las mujeres de los millonarios del golfo… Mientras que el "feminismo" musulmán, el verdadero, salvará a las mujeres de sus propias tentaciones.

"La mujer es un escorpión malhechor" indican los Padres de la Iglesia siguiendo en este punto la opinión de Kohelet (Eclesiastés 7:26) que explicaba "Y yo he encontrado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es una trampa y una red, y cuyas manos son como lazos; aquel que a Dios agrada escapa de ella, pero el pecador resulta atrapado por ella." Sin embargo, a ninguna asociación laica se le ocurriría buscar apoyo para su movimiento catalogándose como fundamentalista cristiana para reforzar el movimiento de liberación de la mujer.
Caroline Fourest